Smoothie Bowl

La guía perfecta para incluir más frutas y vegetales en tus comidas.

Cada vez hay más formas saludables para comer de maneras creativas y deliciosas. Una buena oportunidad de nombrar a este nuevo hábito, podría ser el flexitarianismo, comencemos a darle un adecuado espacio a las frutas y verduras que tantos beneficios y energía generan a nuestro cuerpo.

Estos tips harán que tus platillos con frutas y vegetales sean realmente agradables a la vista, e ¡incluso deliciosos! Aquí te damos algunas ideas para que cambiar la forma de alimentarse deje de parecer insípida y abrumadora, ¡adelante!

1.Prepárate smoothies y batidos. Sus variedades son infinitas, puedes combinar ciertas frutas con vegetales o incluso decorar con frutos secos como el cacao y nuez.

2.Sé creativo. Sabemos que el primer sentido que despierta el apetito es la vista, por ello, si el platillo es apetecible, no te negarás a probarlo. Juega con tu creatividad y estilo, mezcla colores, texturas y sabores. Una forma de hacerlo es en ensaladas mixtas y smoothies.

3.Cuando hagas el super, considera comprar orgánico, además, que las frutas y vegetales sean de temporada y no se encuentren en proceso de maduración.

4.Un buen acomodo de tus alimentos en la cocina es fundamental, elige bien el lugar donde colocarás tus frutas y vegetales para que siempre tengas presente que debes usarlos en tus platillos. Ya te hemos recomendado la utilización de envases de cristal para mostrar el atractivo de frutos secos y frutas neutras, por ejemplo.

5.Procura que la fruta esté fuera de la nevera, a excepción de aquellas que sean más delicadas o que maduren más rápido, como el plátano y el mango, después podrías preparar deliciosos batidos con ellas.

Las verduras de hoja verde deben mantenerse en refrigeración, lávalas antes y resguárdarlas con un paño limpio.

6.Incorpora Shake Me!® en tu dieta, ¿y pensabas que este nuevo estilo de vida no podía ser saludable y delicioso al mismo tiempo? Shake Me!® contiene una mezcla natural de 8 extractos vegetales como brócoli, espinacas, zanahoria, coles de bruselas, entre otros.

7.Cremas de vegetales o aderezos caseros. Son deliciosos y rápidos, y no necesitas un montón de vegetales para prepararlos, algunas opciones podrían ser el hummus, pesto, guacamole, crema de brócoli, champiñones, guisantes y cebolla, etc.

Utiliza leche de almendras y aceite de oliva extra virgen si necesitas estos ingredientes en alguna preparación.

8.Deliciosos snacks y bruschettas. Lo saludable no está peleado con la creatividad y el sabor, hay un millón de combinaciones para los snacks, el habitual pan rústico integral con aguacate, pepino y germen de trigo, o yogur griego con tus frutas favoritas.

9.Prepara salteados de verduras condimentados con tus especias favoritas, incluso con salsa de soya, acompáñalos con algún filete de carne magra de tu elección o cualquier guisado.

Ser creativo y deshacerse del prejuicio de que comer saludable es aburrido, ¡es el gran secreto!

Chava playa

10 razones de por qué hacer el Reto VIVRI®

El ritmo de vida acelerado y la falta de tiempo hacen que parezca casi imposible llevar un estilo de vida saludable. Es por eso que VIVRI® creó un Sistema de Nutrición fácil y práctico de seguir, ¡¡y listo en tan solo segundos!! ¿Por qué el Reto VIVRI® es tu mejor opción? ¡¡Te damos 10 razones!!

1. Mejoras 100% tus hábitos.

Después de 10 días empezarás a identificar qué alimentos son los mejores para tu salud y cuáles no, y empezarás a eliminar aquellos con mucha grasa y azúcar. Notarás que tus decisiones son cada vez más saludables, ¡¡y sin esfuerzo alguno!!

2. Te ayuda a lograr tus objetivos.

Si buscas llevar un estilo de vida saludable, VIVRI® es el primer paso para lograrlo. Es la manera más fácil, práctica y deliciosa de lograr cualquiera de tus objetivos, ¡y lo mejor es que se adapta perfecto a ti!

3. Es bueno para tu salud.

Shake Me!® es un alimento en polvo de acuerdo a los estándares internacionales más altos, ¡y contiene 45 nutrientes esenciales! Está repleto de proteínas, vitaminas, extractos vegetales y otros ingredientes de primera calidad.

4. ¡Te sientes con más energía!

El Reto VIVRI® te ayuda a ser más activo y realizar actividades físicas que antes creías imposible. Las ganas por hacer ejercicio y mejorar tu condición física serán inevitables, ¡y poco a poco comenzarás a sentirte más ligero y menos cansado!

5. Ingredientes de la mejor calidad.

¡Combinamos lo mejor de la ciencia y la naturaleza para ti! Todos nuestros productos VIVRI® están elaborados con ingredientes de calidad Premium para ti y tu familia! Además, cuenta con certificaciones como Diabetic Friendly, cGMP, Kosher y algunos de ellos están certificados como veganos.

6. Aumenta tu autoestima.

Sentirás cómo tu piel, cabello, uñas, etc. van cambiando debido a la excelente nutrición y cambios de hábitos, y encontrarás el equilibrio entre sentirte bien y verte bien. Estar cómodo con tu imagen impactará positivamente  en tu vida personal y laboral.

7. Duermes bien.

Debido a las mejoras en tu alimentación y el incremento en la actividad física lograrás dormir más rápida y profundamente, lo que hará que despiertes más fresco y activo.

8. ¡Desintoxica tu cuerpo y dile adiós a sentirte inflamado!

Nuestro cuerpo asimila y acumula con mucha facilidad sustancias tóxicas, pero la mayoría de las veces no es capaz de eliminarlas de la misma forma. Cleanse Me!® tiene una combinación de ingredientes naturales que te ayudan a promover de forma natural el equilibrio intestinal.

9. ¡Es súper práctico y fácil de hacer!

Lo único que necesitas para preparar los productos VIVRI® es tu shaker + agua, ¡y listo! Puedes prepararlos en cuestión de segundos y sin importar en donde estés, y lo mejor de todo es ¡que se adapta a cualquier persona y rutina diaria! ¡Definitivamente las excusas quedaron atrás!

10. ¡De verdad funciona!

Hacer el Reto VIVRI® te ayudará a lograr la figura que siempre has deseado, de la manera más práctica y deliciosa y, por supuesto, ¡teniendo la mejor nutrición!

 

Salmón asado con salsa de tomate y albahaca

Ingredientes (4 porciones, 277 calorías):

  • 1 1/2 libra de salmón sin cocer, en 4 filetes.
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra-virgen.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1/2 cucharadita de pimienta.

Para la salsa:

  • 3 tomates roma, en cubos.
  • 1/4 taza de albahaca fresca, picada.
  • 1 diente de ajo, molido.
  • 1 cucharada de chalote, picado.
  • El jugo de 1/2 limón.
  • Sal y pimienta al gusto.

Instrucciones:

  1. Para el salmón: precalienta el horno a 400 grados. Embarra el salmón con el aceite de oliva y espolvoréalo con sal y pimienta. Coloca el salmón en una charola para hornear, con la piel para abajo, y asa por 6-8 minutos dependiendo del nivel de cocimiento deseado.
  2. Para la salsa: mientras el salmón está asándose, combina todos los ingredientes de la salsa en un bol. Pruébala y agrega sal y cebolla si es necesario. Agrega sobre cada filete un poco de salsa antes de servir.

Usa tu casa como un gimnasio y haz ejercicio con objetos de uso diario.

Puedes transformar tu casa en un gimnasio sin necesidad de invertir en equipo o aparatos. Por ejemplo, existen una gran cantidad de videos disponibles en internet que te ayudarán a inspirarte y crear tus propias rutinas de ejercicio, ¡así podrás entrenar en tu casa sin necesidad de destinar grandes cantidades de dinero al gimnasio! Pero, ¿te falta el equipo necesario para poder realizar esos ejercicios? Aquí te dejamos una lista de cosas que ya tienes en casa y pueden convertirse en el equipo perfecto ¡¡para tener tu gimnasio en casa!!

1. Pesas:

¿Por qué gastar en pesas? Mejor usa botellas de medio o un litro llenas de agua, si quieres algo con mayor peso, puedes usar latas de detergente o botes de aceite que tengan manijas. Solo asegúrate de sentir las dos latas o botellas completamente llenas para asegurarte de tener el mismo peso en ambos lados.

2. Step-Ups:

No necesitas tablones de madera o metal como los de los gimnasios para realizar «step-ups». Toma un taburete para los pies o para el baño ¡y sácales provecho! Sube primero con tu pie izquierdo y luego baja con el mismo, y continúa durante 20-30 minutos a paso moderado, sin olvidar también alternar tus pies para ejercitar ambos. O, ¿por qué no? Puedes también utilizar las escaleras de tu casa.

Para aumentar la dificultad de este ejercicio, toma una botella de agua o lata de detergente mientras bajas las escaleras.

3. Abdominales:

No intentes hacer tus abdominales sin el soporte necesario para tus piernas, aprovecha el pequeño hueco que hay entre tu sofá o cama y el piso, para meter tus pies y lograr este ejercicio de manera cómoda y sin lastimarte.

4. Lagartijas y sentadillas:

¡¡Una silla pesada o la barra de tu cocina son el equipo perfecto para estos ejercicios!!

Para hacer lagartijas, párate de frente a la silla o barra, y guardando la distancia suficiente para poder hacerlas bien. Apoya tus manos en la superficie y ¡comienza! Si la silla no es lo suficientemente pesada, puedes apoyarla contra la pared para que no se deslice.

Para hacer sentadillas, ponte de espaldas a la silla o barra, coloca tus manos en la superficie y dobla tus codos hacia abajo hasta alcanzar la posición adecuada, aguanta mínimo 30 segundos, ¡y repite! Una pared también puede ser una excelente opción, ponte de espaldas y en posición de sentadilla, aguanta 30-60 segundos, asegurándote siempre de tener una posición con un ángulo de 90 grados, ¡y repite cuantas veces puedas! Este ejercicio es excelente para tonificar tus piernas.

5. Levantamiento de piernas:

Puedes realizar este ejercicio de ambos lados, y también para adelante y atrás usando la pared de soporte. Ponte de pie cerca de la pared con tu mano descansando sobre ella, sube tu pierna izquierda asegurándote que quede en un ángulo de 90 grados, y después bájala. Haz 15 repeticiones con cada pierna. También puedes levantar cada pierna hacia adelante y atrás para hacer tu entrenamiento más intenso.

6. LEVANTAMIENTO DE PANTORRILLAS:

Las escaleras portátiles son excelentes para este ejercicio, si no tienes, puedes usar cualquier escalón de tu casa.

Ponte de pie en el primer escalón, de modo que tus tobillos queden en el aire, puedes usar la barandilla o una pared para encontrar tu balance mientras quedas de puntillas, baja y sube tus talones, repitiendo cuantas veces puedas.

¿Ves? No tener dinero o tiempo para el gym ya no es una excusa válida para no hacer ejercicio. Puedes aprovechar al máximo tu casa y hacer unas cuantas repeticiones en cualquier momento libre que tengas.