Usa tu casa como un gimnasio y haz ejercicio con objetos de uso diario.

Puedes transformar tu casa en un gimnasio sin necesidad de invertir en equipo o aparatos. Por ejemplo, existen una gran cantidad de videos disponibles en internet que te ayudarán a inspirarte y crear tus propias rutinas de ejercicio, ¡así podrás entrenar en tu casa sin necesidad de destinar grandes cantidades de dinero al gimnasio! Pero, ¿te falta el equipo necesario para poder realizar esos ejercicios? Aquí te dejamos una lista de cosas que ya tienes en casa y pueden convertirse en el equipo perfecto ¡¡para tener tu gimnasio en casa!!

1. Pesas:

¿Por qué gastar en pesas? Mejor usa botellas de medio o un litro llenas de agua, si quieres algo con mayor peso, puedes usar latas de detergente o botes de aceite que tengan manijas. Solo asegúrate de sentir las dos latas o botellas completamente llenas para asegurarte de tener el mismo peso en ambos lados.

2. Step-Ups:

No necesitas tablones de madera o metal como los de los gimnasios para realizar «step-ups». Toma un taburete para los pies o para el baño ¡y sácales provecho! Sube primero con tu pie izquierdo y luego baja con el mismo, y continúa durante 20-30 minutos a paso moderado, sin olvidar también alternar tus pies para ejercitar ambos. O, ¿por qué no? Puedes también utilizar las escaleras de tu casa.

Para aumentar la dificultad de este ejercicio, toma una botella de agua o lata de detergente mientras bajas las escaleras.

3. Abdominales:

No intentes hacer tus abdominales sin el soporte necesario para tus piernas, aprovecha el pequeño hueco que hay entre tu sofá o cama y el piso, para meter tus pies y lograr este ejercicio de manera cómoda y sin lastimarte.

4. Lagartijas y sentadillas:

¡¡Una silla pesada o la barra de tu cocina son el equipo perfecto para estos ejercicios!!

Para hacer lagartijas, párate de frente a la silla o barra, y guardando la distancia suficiente para poder hacerlas bien. Apoya tus manos en la superficie y ¡comienza! Si la silla no es lo suficientemente pesada, puedes apoyarla contra la pared para que no se deslice.

Para hacer sentadillas, ponte de espaldas a la silla o barra, coloca tus manos en la superficie y dobla tus codos hacia abajo hasta alcanzar la posición adecuada, aguanta mínimo 30 segundos, ¡y repite! Una pared también puede ser una excelente opción, ponte de espaldas y en posición de sentadilla, aguanta 30-60 segundos, asegurándote siempre de tener una posición con un ángulo de 90 grados, ¡y repite cuantas veces puedas! Este ejercicio es excelente para tonificar tus piernas.

5. Levantamiento de piernas:

Puedes realizar este ejercicio de ambos lados, y también para adelante y atrás usando la pared de soporte. Ponte de pie cerca de la pared con tu mano descansando sobre ella, sube tu pierna izquierda asegurándote que quede en un ángulo de 90 grados, y después bájala. Haz 15 repeticiones con cada pierna. También puedes levantar cada pierna hacia adelante y atrás para hacer tu entrenamiento más intenso.

6. LEVANTAMIENTO DE PANTORRILLAS:

Las escaleras portátiles son excelentes para este ejercicio, si no tienes, puedes usar cualquier escalón de tu casa.

Ponte de pie en el primer escalón, de modo que tus tobillos queden en el aire, puedes usar la barandilla o una pared para encontrar tu balance mientras quedas de puntillas, baja y sube tus talones, repitiendo cuantas veces puedas.

¿Ves? No tener dinero o tiempo para el gym ya no es una excusa válida para no hacer ejercicio. Puedes aprovechar al máximo tu casa y hacer unas cuantas repeticiones en cualquier momento libre que tengas.