Chava en bikini en alberca.

¿Cómo mantenerte en forma estas vacaciones?

Se acerca semana santa y mantener un estilo de vida saludable puede parecer misión imposible. Pero, ¿por qué arruinar todo tu esfuerzo y lo que lograste mientras estás fuera? Con estos tips será mucho más fácil lograr llevar un estilo de vida saludable, aún si sales de viaje:

1. Siempre elige las escaleras:

Ya sea en hoteles o en puntos de gran altura como pirámides o torres, deja los elevadores a un lado y elige las escaleras. ¡¡Qué gran manera de quemar calorías!!

2. Trata de evitar los medios de transporte que usan gasolina:

Si tienes que trasladarte a algún lugar hazlo caminando, en bici o patines, además de ayudarte a estar en movimiento, ¡¡no hay mejor manera de conocer el lugar!!

3. Aprovecha las actividades deportivas del lugar:

Son vacaciones y claro que habrá momentos de sobra para relajarte y asolearte, pero también asegúrate de tener momentos para quemar calorías. Si tienes hijos, puedes jugar con ellos en la alberca, carreras de nado o polo acuático. Si no tienes hijos, puedes inscribirte en un torneo de voleibol o fútbol playero, además de quemar esas calorías ¡¡será increíblemente divertido!!

También, es el momento ideal para disfrutar de ejercicios acuáticos o deportes como esquí acuático, surf, remo, bodyboard, kayak, rafting, esnórquel… Y por supuesto natación, ¡hay una gran diferencia entre nadar en el mar o en un lago a hacerlo en una alberca!

4. LEVÁNTATE TEMPRANO:

Comienza tu día de la mejor manera y sal a correr o nadar. Aunque puedes tener momentos de actividad física durante el día, no puedes asegurarlo, así que comenzar haciendo ejercicio desde temprano te mantendrá más activo durante el día y asegurará tu dosis de ejercicio diaria, ¡¡además te ayudará a quemar más calorías durante el día!!

5. Elige bien tus pecados:

Tomar cocteles y comer cosas poco saludables todo el día no deben ser tu prioridad cuando sales de vacaciones. Está bien disfrutar de un coctel o dos, o comer una comida que disfrutes, pero no lo hagas el centro y propósito de tus vacaciones. ¡¡Puedes disfrutar de tus vacaciones sin necesidad de comerte toda la comida del lugar!!

6. No te dejes llevar por el «todo incluido»:

Recuerda que en las vacaciones uno debe pensar en descansar, relajarse, divertirse y disfrutar, y no en todo lo que va a comer y beber. Viajes a donde viajes, puedes seguir comiendo de forma saludable (verduras, frutas, pescados y carnes de forma equilibrada), tal y como haces durante el resto del año .

7. Planea tus comidas lo más que puedas:

Si sabes a dónde vas a llegar y cómo llegarás a tu destino, trata de identificar los mejores lugares para comer, así no llegarás al primer lugar que se ponga en tu camino y evitarás correr el riesgo de que sea poco saludable. También puedes asegurarte de llevar una despensa saludable, por ejemplo, como snacks puedes elegir fruta picada que además es perfecta para refrescarte en el clima cálido de la playa, ¡y no olvides asegurarte de tener una botella de agua a la mano para evitar deshidratarte!

Sigue estos tips y lograrás mantener tu estilo de vida saludable, y quién sabe, incluso podrías hasta deshacerte de unos cuantos kilos más. ¡Está comprobado! El estrés es uno de los estados emocionales que más te puede hacer subir de peso, por eso las vacaciones son el periodo ideal para aprovechar que te has liberado de ese estado de nervios que descontrola tu organismo y hace que comas de forma compulsiva y a deshora, o dejes de comer durante largos periodos de tiempo.